img-96
img-14

Un avance más inteligente hacia una mejor conducción

Cuando conducir importa, una excelente eficiencia de combustible nunca debe afectar el rendimiento. Así que nuestros ingenieros, obsesionados con la conducción, encontraron una forma de mejorar ambos.

Su nombre es tecnología SKYACTIV Technology®. Cada aspecto del vehículo está diseñado para maximizar la eficiencia y la dinámica de conducción. Desde la construcción del cuerpo, la tecnología del motor, el chasis y la transmisión; todo sin comprometer el rendimiento. La tecnología SKYACTIV Technology® de Mazda es solo una de las formas de hacer que la conducción sea mejor. Es una revolución que lleva a los automóviles al siguiente nivel.

SKYACTIV Technology® ha comenzado a redefinirlo todo.

Motores más limpios y de bajo consumo

SKYACTIV Technology®-G

Los motores de combustión interna convencionales solo aprovechan alrededor del 30% de la energía potencial del combustible. Mazda, por su parte, ha diseñado un motor más inteligente empujando los límites de combustión interna. Los motores de gasolina SKYACTIV Technology®-G de 2.0 y 2.5 litros, ofrecen mayor eficiencia de combustible. En pocas palabras, estos motores pueden comprimir la mezcla de aire-combustible en los cilindros a un nivel extraordinario, exprimiendo mucha más energía de cada gota de combustible.

Transmisiones confiables

SKYACTIV Technology®-DRIVE automática de 6 velocidades

Las transmisiones SKYACTIV Technology®-Drive de 6 velocidades automáticas, cambian suave y rápidamente para una aceleración constante. Su módulo de control avanzado garantiza precisión, capacidad de respuesta y eficiencia.

SKYACTIV Technology®-MT MANUAL DE 6 VELOCIDADES

Construido para los conductores que les gusta la sensación de un auto manual, el SKYACTIV Technology®-MT de 6 velocidades de transmisión manual está inspirado en el legendario Mazda MX-5 Miata.

CUERPO Y CHASIS MÁS FUERTES Y LIGEROS

Las Plataformas SKYACTIV Technology®, que consisten en la carrocería y el chasis, están en el centro de la experiencia de conducción Mazda. Con el chasis se consiguen dos objetivos aparentemente contradictorios: agilidad en velocidades bajas y estabilidad en velocidades altas. El armazón incorpora acero de resistencia ultra alta en áreas críticas para que sea más liviano, pero más rígido y fuerte. 

En Mazda nunca nos detenemos cuando se trata de hacer que nuestros vehículos sean los de mejor conducción en todas las clases. De hecho, nuestros ingenieros están tan obsesionados con alcanzar esta meta que pasaron ocho años en el desarrollo de la tecnología más sutil para mejorar el rendimiento. La tecnología se llama G-Vectoring Control de SKYACTIV Technology®. Se mejoró la dinámica de un vehículo en un nivel extremadamente ligero, pero se logró dar a los conductores una experiencia de manejo única.