img-89
img-99

Destrezas que superan los sentidos

Mazda i-ACTIVSENSE® es una gama de tecnologías creada por Mazda que vela por la seguridad de todos los ocupantes del vehículo.

Gracias a estas tecnologías, el conductor puede reconocer amenazas potenciales y evitar choques. i-ACTIVESENSE® advierte colisiones y reduce la severidad de impacto cuando estas situaciones no pueden ser evitadas.

Uno de los factores más importantes en la reducción de la fatiga del conductor es aumentar la seguridad durante la conducción nocturna, proporcionando un campo de visión bien iluminado. El sistema de alumbrado delantero adaptable (AFS) optimiza la distribución de luz de los faros de acuerdo a las circunstancias de conducción.

Dependiendo de la velocidad del vehículo y el modo de conducción, el sistema señala los faros en la dirección en la que el conductor tiene la intención de viajar.

Control de luces altas (HBC) detecta los vehículos que se aproximan y nos preceden. Cambia automáticamente entre las luces altas y bajas durante la conducción nocturna; facilitando al conductor el reconocimiento de los peligros.

El radar Mazda de control de Crucero (MRCC) utiliza un radar de onda milimétrica para juzgar la velocidad relativa y la distancia al coche por delante. Además, controla automáticamente la velocidad del vehículo.

El Sistema de Monitoreo Trasero del Vehículo (RVM) utiliza un radar cuasi-milimétrico instalado en el parachoques trasero para medir la distancia a los automóviles que se aproximan desde atrás o en carriles vecinos. Se avisa al conductor mediante la alarma y la lámpara de advertencia si hay peligro de colisión al cambiar de carril.

El Sistema de Alerta de Salida de Carril (LDWS) detecta la marca de línea en la superficie de la carretera y advierte al conductor de salidas involuntarias del carril.

La Advertencia de Obstrucción Avanzada (FOW) detecta vehículos u obstáculos frente al vehículo usando un radar de ondas milimétricas. El sistema calcula la distancia al objeto en frente y, si el coche se acerca lo suficiente para que exista riesgo de colisión, suena una alarma y muestra una alerta visual; lo que induce al conductor a aplicar el freno

El Smart City Brake Support (SCBS) ayuda al conductor a evitar colisiones frontales comunes zonas urbanas o con tráfico congestionado, mientras conduce a velocidades lentas.

Este sistema frena la aceleración súbita cuando el conductor pisa el acelerador por error o por una operación involuntaria del pedal. El sistema entra en acción si el conductor presiona el pedal del acelerador más de una cantidad razonable cuando el vehículo está parado y el sensor láser detecta un obstáculo en el frente. El sistema comprueba la aceleración súbita al frenar, la salida del motor mientras alerta al conductor con una alarma y una luz de advertencia se muestra en la pantalla del medidor.

SEGURIDAD SIN LÍMITES

El máximo objetivo de la seguridad de Mazda es llegar a tener una sociedad sin choques. En la búsqueda de este ideal, Mazda continuará expandiendo su investigación y desarrollando más tecnologías para brindar a los usuarios seguridad, el placer de conducir y excelente rendimiento.