EVOLUCIONAMOS

Los grandes cambios, tanto exteriores como interiores que produjeron nuestros ingenieros, han logrado una sensación de amplitud interna y un diseño externo atractivo que genera placer en nuestros clientes. La satisfacción se refleja desde el momento en el que uno está a bordo de la Mazda CX – 5.

TRACCIÓN INTELIGENTE

En cuanto a la tecnología en la tracción de vehículo, la Mazda CX–5 se reinventa de forma sorprendente. El sistema i-ACTIV AWD® transfiere a las ruedas la potencia que necesitan para poder optimizar la tracción en cada momento, mejorando el consumo y su comportamiento en el momento del viaje, llevando la experiencia de manejo al siguiente nivel.

G–VECTORING CONTROL® (GVC)

ESTABILIDAD DURANTE TODO EL CAMINO

Si de tecnología se trata, la Mazda CX-5 es el tercer modelo que viene incorporado con el sistema G-VECTORING CONTROL® (GVC). Este integra el funcionamiento del motor con el chasis, regula la fuerza del motor en respuesta a los movimientos de volante y optimiza la fuerza en cada una de las ruedas; todo para mejorar el nivel de respuesta y estabilidad que espera el conductor. Así logramos un vehículo que funciona de manera segura, suave y eficiente en las curvas y con un menor movimiento de los pasajeros dentro de la cabina.

i-ACTIV AWD®

En el momento de emprender el viaje, la ruta o el clima pueden llegar a ser variables y cambian todo en un segundo.
Pensando en ello, la Mazda CX–5 diseñó una tecnología para afrontar estos tipos de imprevistos: PREDICTIVE i-ACTIV AWD®: Una tecnología que permite monitorear tanto de la temperatura exterior y las dificultades del suelo para optimizar de forma preventiva la distribución de la torsión y ayudar a frenar la pérdida de tracción. ¿Lo mejor de esto? Ocurre sin que el conductor pueda notarlo.

char31

i-ACTIVSENSE®: Eleva tus destrezas y sentidos

i-ACTIVSENSE® usa sistemas sofisticados de cámaras y radares para darte un sexto sentido de seguridad y alertarte sobre los peligros antes de que ocurran.

char64